Where’s My Water?



Recuerdan todos los rumores acerca de ¿cómo hay cocodrilos que viven en las alcantarillas? Resulta que es todo cierto. Sin embargo, los caimanes en realidad, no quieren salir fuera de sus inodoros y comerlos, sino todo lo contrario. De hecho,todos estos chicos con escamas están realmente tratando de hacer es bañarse. Al menos, eso es lo que he aprendido de nuevo rompecabezas de Disney para iOS y Android, Where’s My Water? Ah, y esto es muy poco lo que es divertido que jugar con los caimanes en una base regular.

La premisa básica de Where’s My Water? se basa en la leyenda urbana antes mencionada. En esencia, hay toda una colonia decocodrilos viven en las alcantarillas debajo de una ciudad. Uno de los reptiles, pantanosas, le encanta tomar duchas, pero los tubosde la bañera parece estar desapareciendo constantemente. Como resultado, le toca a los jugadores a cavar trincheras a través de la tierra y dirigir el agua a las tuberías rotas, lo que da pantanosas del agua que necesita para llegar absolutamente limpio.

Cavar a través de la tierra es muy fácil. Todos los jugadores tienen que hacer es arrastrar el dedo por la pantalla y abre un camino donde los toques del dedo. En el camino los jugadores tienen que dirigir la oferta (por lo general limitados) de agua por lo que fluye a través de un número o patitos de goma, la recogida de estos patitos abre nuevas colecciones de los niveles. Todo esto funciona muy bien, y la excavación de las vías de hecho resulta ser muy estimulante y divertido sin sentirse repetitivo.

Por supuesto, conseguir el agua a las tuberías rápidamente se convierte en más difícil. Peligros como los charcos de , el moho(que crecerá cuando entran en contacto con el agua), y los espacios vacíos donde el agua puede acabar vertiendo el mapa son sólo algunos de los problemas que se han de superar. Como resultado, los jugadores tienen que encontrar la manera de deshacerse de las cosas como las dos primera y evitar problemas como el tercero. La física realista que estas adivinanzas poco increíblemente divertido que jugar, y no se necesita mucho tiempo para conseguir totalmente enganchado con Where’s My Water?

Por supuesto, los valores del juego de producción ayudan a hacer cosas divertidas, también. Los gráficos son especialmente grandes, con imágenes nítidas y de dibujos animados como que parecen salidos de … bueno, de un dibujo animado de Disney. En serio,cada nivel se ve muy bien, y las escenas ocasionales son bastante impresionantes de ver (por no hablar de divertido ver). La música también es excelente, de llenar el fondo con pegadizas melodías poco que en realidad no envejecen.

Where’s My Water? es una de esas raras joyas que se las arregla para salir todo bien. Es inteligente y torpe y encantador. Además de eso, el juego es sorprendentemente adictivo. Cualquier persona que disfruta de los títulos de la física rompecabezas estaría fuera de su mente a bajar esta aplicación.

Anuncios

No hay solución única a los sudokus con 16 números



El acertijo del sudoku es apasionante para muchos, particularmente para quienes hacen ciencia. Todo parece ser matematizable y el sudoku no se ha salvado de ser analizado por matemáticos y programadores en todo el mundo. A pesar de esto, no se sabe todo sobre la estructura algorítmica de los sudokus, por lo que se trabaja buscando resolver problemas como estos: ¿cuántos números mínimo debe haber en el sudoku para poderse resolver? ¿cuántos números deben ser diferentes? ¿cuándo hay solución única?

Investigaciones actuales han llegado a un resultado que parece ya incontrovertible: no se puede resolver un sudoku si sólo hay 16 números (si se busca una solución única). El sudoku estándar se juega en una rejilla de 9×9 en donde hay cajas de 3×3, que deben contener los números del 1 al 9 sin repetición. Cada fila y columna de la rejilla de 9×9 debe además contener los nueve primeros números, también sin repetición. Se busca que los sudokus a resolver tengan una sola solución.

Dado que hay 81 celdas en la rejilla, aparecen una serie de números, normalmente unos 25, para poder resolverlo. Sin embargo, se ha hallado que se requieren al menos 17 números para que el sudoku pueda ser resuelto.

Por ejemplo: Dado que la dificultad de un sudoku probablemente dependa del número de pistas, es muy interesante saber que no ha podido ser hallado un sudoku que pueda resolverse con sólo 16 números. Ahora sabemos porqué.

Un grupo lidereado por Gary McGuire del Dublin University College, ha logrado probar que si un sudoku tiene 16 números entonces tiene más de una solución, por lo cual no hay sudokus con 16 números. Para llegar a esta conclusión, un primer método usado fue un poco salvaje: una búsqueda exhaustiva sobre todo el espacio de todos los sudokus con 16 números. Una vez teniendo esos, se vio qué solución particular tenía cada uno. Sin embargo, aunque se hiciese este trabajo de manera optimizada, probablemente tardaría unos 300,000 años. Así pues, hubo que buscar otro enfoque.

Cabe hacer notar que este enfoque de fuerza bruta no lleva a ninguna parte. Se puede probar fácilmente que un sudoku con 7 números diferentes tiene al menos dos soluciones -los dos números que no están en el sudoku son intercambiables. Sin embargo, un sudoku con 8 números diferentes no resulta tan obvio de probar que tiene más de una solución.

El programa que hizo las búsquedas de los sudokus con 16 pistas -que a la postre no funcionó- usó algunos teoremas para hacer más pequeño el espacio de búsquedas. El algoritmo es explicado en el “paper“ parece que además puede ser usado para bioinformática, redes, genómica e incluso pruebas de software. Eventualmente se llegó a la conclusión que estamos ante un problema clásico NP-completo, lo cual implica que computacionalmente es difícil, muy difícil.

El algoritmo final tomó unas 7.1 millones de horas de procesamiento en 320 nodos, cada uno con 6 núcleos. El programa se inició en enero del 2011 y terminó en diciembre de ese mismo año. ¿Qué significa todo esto al que juega sudokus? Probablemente no mucho. Quizás si ve un sudoku con 16 números pueda decir a los que tenga alrededor con aire de suficiencia: “este sudoku tiene dos soluciones al menos“. Por lo demás, la lección es que incluso las preguntas más simples sobre cosas finitas pueden ser de pronto muy difíciles de aprender.

Resolver Cubo Rubik


Existen muchos recursos en los que podemos ver como resolver el Cubo Rubik pero cuando empezamos vemos que poco a poco estos métodos se van complicando o no son aplicables para todos los casos. Luego de probar algunos encontré esta serie de videos en los cuales se explica muy bien como solucionar el Cubo, recomendado!

¿Tu puedes resolverlo?


El cubo de Rubik es para muchos un recuerdo frustrante de la infancia, para otros, un reto a superar. Para Erik Demaine del MIT y su equipo, representa sólo el primer nivel. Este individuo dice haber encontrado el algoritmo para resolver este acertijo sin importar el tamaño del cubo a trabajar.

El método hasta ahora había sido la llamada “fuerza bruta” que en cálculo, esto implica utilizar computadoras para calcular (valga la redundancia) todos los movimientos individuales posibles y encontrar secuencias que los resuelvan exitosamente. El limitar esto al cubo de 3 x 3 x 3 dejó de ser interesante para los científicos y ahora utilizando un sólo algoritmo es posible resolver (en teoría) cualquier problema sin importar el número de lados.

Por ahora, el método fácil para resolver un cubo convencional es conseguir cambiar de lugar un sólo cubito de forma individual intentando dejar sin mover al resto. Esto es efectivo pero toma tiempo y después de muchos intentos, Demaine y su equipo encontraron que esto comenzaba a tener cierto patrón y finalmente encontraron un atajo y es indistinto al número de caras (n) ya que es proporcinal a n2

La nueva forma es encontrar los cubitos individuales que deban hacer el mismo recorrido para llegar a su debido lugar y moverlos todos al mismo tiempo y la relación queda expresada como n2/log n. El siguiente gran paso de este equipo es buscar solucionar un rompecabezas de 4 x 4 x 4 en el menor tiempo posible y quizá después puedan atender al señor que tiene un cubo de 11 x 11 x 11. ¿Tu puedes resolver un cubo de Rubik? Cuéntamos tu experiencia.

El Cubo de Rubik vuelve a ser noticia


Habemos quienes en nuestra vida jamás hemos solucionado el Cubo de Rubik, pero así mismo, también hay quienes ya lo han hecho. Quizá unos lo hicieron durante días, y otros en unos cuantos minutos. Pero, ¿Cuántos habrán allá afuera que hayan creado un robot para darle solución?

Pues los chicos de la Universidad de Swinburne lo hicieron, y lo bautizaron como “Ruby“. Y no se trata de cualquier robot, es un robot que resuelve el Cubo de Rubik en sólo 10.18 segundos. Para lograr resolver el cubo Ruby tiene que escanear y codificar cada cara del cubo a través de una cámara web. Luego mediante algoritmos de software es capaz de desarrollar la solución a alta velocidad, lo cual se transmite a los brazos robóticos y su sistema de control incorporado. Y todo en tiempo real. Así pues, se combina la robótica con la ingeniería de software, de tal forma que los movimientos y cálculos tengan bastante precisión. Según las palabras de sus creadores.

“El que persevera alcanza…solo no exageres…” – NGN

TouchCube


En la generación de la informática hasta lo más tradicional se moderniza. Esta vez le ha tocado el turno al famoso cubo rubik, la novedad es que su funcionamiento se basa en la tecnología táctil.

touchcube

¿Quién no ha tratado alguna vez en su vida armar un cubo Rubik? La mayoría hemos fracasado en el intento, pero nadie puede negar que se trata de uno de los juegos de ingenio más fascinantes de todos los tiempos.
Se lo conoce también con el nombre de “cubo mágico” y es una especie de rompecabezas en tres dimensiones que fue ideado por un escultor llamado Ernö Rubik, allá por el año 1974. El mismo estará resuelto claro, cuando cara cada del cubo queda de un color uniforme.
Las imitaciones no han tardado en llegar y se han inventado mecanismos para que los cubos posean más o menos cantidad de cuadrados, aumentando o disminuyendo su complejidad.

La firma americana Techno Source, ha presentado en estos días la versión más moderna del mismo. Se trata de un cubo Rubik que (al igual que un iPhone) responde a estímulos táctiles, es decir, el jugador solo deberá pasar el dedo por los cuadrados para que cambien de posición (deslizándolo en línea recta o bien en L, ya que mediante un acelerómetro solo se considera la cara superior evitando el caos).
También incluye atractivos efectos de sonido y la excelente posibilidad de guardar la partida en una memoria interna. Además (para los más tramposos) trae explicaciones específicas para su resolución.

Al convertirse en una opción mucho más funcional, intuimos que se superará la mejor marca del mundo en tiempo de armado que es de 38 segundos.

Se estima que se pondrá a la venta en los próximos meses y que el precio rondará los 150 dólares. Seguramente ya habrá muchos encargos de fanáticos.