Premio Nobel a los científicos responsables de la clonación y células madre



El británico John B. Gurdon y el japonés Shinya Yamanaka fueron galardonados con el Premio Nobel de Medicina 2012 por sus investigaciones en el campo de las células madre y la clonación.

John B. Gurdon descubrió en 1962 que la especialización de las células es reversible. En un experimento clásico, reemplazó el núcleo de la célula inmadura en una célula del óvulo de una rana con el núcleo de una célula intestinal madura (células especializadas en llevar a cabo una determinada función y que no pueden transformarse en otro tipo celular de diferente estirpe). Este óvulo modificado se convirtió en un renacuajo normal. El ADN de la célula madura todavía tenía toda la información necesaria para desarrollar todas las celdas de la rana.

44 años después, en 2006, Shinya Yamanaka descubrió más sobre cómo reprogramar células maduras de ratones para convertirlas en células madre pluripotenciales (células progenitoras, autorenovables, capaces de regenerar todos los tipos celulares).

Ellos fueron premiados por descubrir cómo revertir el proceso natural de la diferenciación célular al permitir que una célula como por ejemplo de piel pudiera convertirse en una neurona, una célula muscular, cardiaca o cualquier otra célula de los más de 220 tipos celulares del cuerpo humano. Es un hallazgo que revolucionó la humanidad y la comprensión científica de cómo se desarrollan las células y los organismos.

El descubrimiento de que la especialización de las células es reversible abrió la puerta a la creación de tejidos y órganos de recambio; trasplantantes sin rechazo inmunológico; ayudó al desarrollo del estudio de la clonación (la creación de la oveja Dolly, el primer mamífero clonado) además de la creación de nuevas técnicas de diagnóstico y tratamientos al reprogramar células humanas.

Curiosamente, esta premiación cuenta una anécdota graciosa que a más de uno nos llenara de ánimo. John B. Gurdon, que desde 1983 es profesor del Departamento de Zoología de la Universidad de Cambridge, mostró inclinación por la biología desde muy pequeño pero en la escuela no fue animado a proseguir estudios científicos porque no le veían aptitudes para ello. Según sus biógrafos, el profesor de 79 años, conocido por su abundante melena rubia y lisa tiene en su mesa de trabajo una nota enmarcada de una de sus maestras.

“Creo que Gurdon tiene la idea de convertirse en científico. Por lo que muestra en este momento, esto es bastante ridículo. Si no puede entender datos biológicos simples, no tendra ninguna oportunidad de hacer el trabajo de un especialista y sería una absoluta pérdida de tiempo tanto para él como para los que le enseñen”, sentenció la maestra cuando Gurdon tenía 15 años y apenas había completado el primer semestre y hoy, será reconocido por ganar un Nobel.

Publicado en NelsoN. Leave a Comment »

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: