Desarrollan un copiloto inteligente para vehículos que nos evitaría accidentes



Cada vez tenemos más equipos “inteligentes” en nuestro día a día: El móvil, el televisor, el aspirador… Y pronto el automóvil: Al menos eso es lo quieren los ingenieros del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), que han desarrollado un copiloto inteligente para los vehículos.

Esta vez no se trata de un sistema que permita que el auto se conduzca solo, ni que se “conecte” a vehículos guías y siga su ruta en la carretera como hemos visto antes, sino de un sistema semiautónomo que quiere aumentar la seguridad y evitar accidentes cuando estamos frente al volante.

Su funcionamiento es más o menos así: El copiloto inteligente cuenta con un algoritmo que le permite interpretar las “señales” que registran la cámara y el telémetro que incorpora, por lo que que en caso de detectar algún peligro, el copiloto inteligente reacciona para tomar el control del automóvil y lo dirige hasta una zona segura.

El copiloto inteligente no se “sabe de memoria” las carreteras por las que circula el vehículo, por ejemplo, sino que es capaz de detectar e identificar los obstáculos que aparezcan en un marco de referencia predeterminado como una especie “zona de seguridad”: Así, por ejemplo, si un obstáculo se presenta dentro del área de seguridad, el sistema toma el control y dirige el vehículo hacia una zona segura.

Según las investigaciones realizadas en el MIT el sistema es eficiente: Se han hecho unas 1.200 pruebas del copiloto inteligente, con 30 conductores diferentes, y durante ellas, se han producido muy pocos choques, que en su mayoría han ocurrido por fallos en la cámara que detecta los obstáculos. Así, la conclusión a la que se ha llegado en esta fase es que el sistema ayudó con éxito al conductor a evitar colisiones.

Una de las ventajas que tiene este copiloto inteligente, según explican desde el MIT es que utiliza al compartir el volante con el conductor requiere menos elementos informáticos que los sistemas de conducción autónoma, con lo cual, su precio sería más accesible que las demás opciones que se están estudiando.

Particularmente creo que tiene este sistema frente a otros que hemos visto antes, es que viene a apoyar la conducción, más o menos como si tuviésemos reflejos más finos y como si somos capaces de “adivinar” lo que nos trae la carretera más allá de lo que detectan nuestros ojos.

Ahora falta esperar que la investigación siga su camino y esta solución se comercialice a precios razonables… Mientras eso pasa, aquí un vídeo donde los responsables de este experimento del MIT nos explican (en inglés) cómo funciona este copiloto inteligente:

Publicado en NelsoN. Leave a Comment »

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: