Windows Phone 8… ¡a remar!



Introducción

No soy persona de sangre caliente, pero la noticia de esta semana respecto a las novedades de Windows Phone 8 me hicieron dar un salto del asiento y aumentar las pulsaciones de mi corazón de forma drástica al mismo tiempo que sentía un calor que me recorría el cuerpo desde la punta de los pies hasta la cabeza.

Los cambios de rumbo de Microsoft

Estoy ya acostumbrado a los cambios (a veces espasmódicos) de Microsoft. En realidad y si me permite la comparación, los cambios de rumbo de Microsoft me recuerdan a la canción de "Follow the leader" donde en una sala de baile todos se ponen a bailar a las órdenes de alguien que hace de guía o líder.

Microsoft dice "left left", y todos a la izquierda,… y de repente dice "right right", y todos a la derecha… y todos coreando el mítico "follow the leader leader".

Reconozco que en el caso de Microsoft, muchos de esos cambios de rumbo han demostrado con el tiempo ser adecuados, incluso habiendo recibido feroces críticas al respecto, pero también ha habido fracasos como en todas las compañías (que tire la primera piedra la empresa que esté libre de pecado).

Windows Phone 7

Como usuario de Windows Mobile 6.5, que fue la última versión que tenía, me sentí decepcionado al ver que Microsoft se quedaba dormida y permitía que otras compañías la adelantaran.

Por poner un símil, me recuerda a la situación en la que el alumno de turno le dice a su madre que el profesor le tiene manía porque suspende todas las asignaturas y él hace todo lo posible. La madre va a hablar con el profesor y se da cuenta de que el problema es que el alumno no estudia lo suficiente o nada, por lo que no es una cuestión de que el profesor le tenga manía, sino de que el alumno, simplemente, no estudia.

En esta pequeña historia, el profesor sería el mercado, la madre los gerentes de Microsoft que piden resultados, y el estudiante, el equipo de desarrollo de Windows Mobile.

Apple se puso las pilas y Google contraatacó. Microsoft seguía pensando en que el profesor le tenía manía, y cuando se dió cuenta de que el problema era que simplemente no hacía los deberes ni estudiaba, ya era tarde. Había suspendido todas las asignaturas y debía repetir curso.

Empezó un nuevo curso y se puso a estudiar como loco y aunque no sacaba las máximas notas, sí que lograba ya aprobar el curso, raspadito pero lo hacía al fin y al cabo. Esto es lo que ocurrió con Windows Phone 7.0.

Nuestro alumno continuó esforzándose.
La diferencia con los otros alumnos, iPhone y Android, todavía era grande, pero el alumno siguiendo con ese esfuerzo, ha logrado en llegar a pasar del 5 al 6 ó 7… hablamos de Windows Phone 7.5.

Indudablemente, el mercado se siento más orgulloso de nuestro alumno que empieza a remontar el vuelo y sin llegar a ser aún un alumno aventajado, se ve más animado para lograr serlo.

Bien… y hasta aquí la historia completa de lo que ha sucedido hasta el momento.

¿Y Windows Phone 8?.

Windows Phone 8

Microsoft tiene ultimada la publicación de un nuevo sistema operativo, de nombre Windows 8.

Al mismo tiempo, Microsoft ha publicado una tableta desarrollada y fabricada enteramente por Microsoft y cuya marca es Surface. Esta tableta se venderá de dos formas, una basada en WinRT (Metro) y otra en Win32 (Windows 8 Pro).

La gracia de todo esto es que Microsoft quiere que Windows Phone 8 ejecute aplicaciones WinRT (Metro) en su entorno. Bueno en realidad, un subconjunto de WinRT que podría denominarse como Windows Phone RT o WinPhoneRT.

Utilizando el símil anterior, es como si nuestro alumno quisiera cursar una carrera en la Universidad y la nota media que llevara hasta ahora no le llegara, por lo que debería optar a sacar un 9 ó un 10 para lograr matricularse en la Universidad en la carrera que quiere hacer.

Así que para eso, Microsoft ha intentado ver como enlazar todos los puntos que están desconectados encima de la mesa.

Por un lado, se ha encontrado con que Windows Phone 7 está basado en WinCE (kernel del Windows Mobile y embrión del actual Windows Phone).

Metro está basado en WinRT y eso de WinCE como que es algo del pasado, así que aquí tenemos un problema y grande. O se hace un wrapper o nada… y hay cosas en WinCE que no están en WinRT, así que empezamos a tener problemas graves de incompatibilidad.

Por otro lado y a nivel de desarrollo, WinRT permite desarrollar aplicaciones con XAML, C#, VB, C++, DirectX… ¿Silverlight?… no… Silverlight no. ¡Vaya!,… ¡otro problema!.

Un poco más allá, tenemos un deseo lógico y apetecible, que consiste en la posibilidad de desarrollar una sóla aplicación para WinRT y que ésta valga para una tableta y un dispositivo móvil.
Con Windows Phone 7 y WinCE, esto… ¡vuelve a ser imposible!.

Si continuamos profundizando, observaremos algo muy interesante.
Microsoft que ha rozado la fragmentación con su maravillosa idea de cambiar los requisitos mínimos de Hardware para que los fabricantes diseñaran dos tipos de dispositivos móviles (uno caro y otro más asequible) para llegar a todas las personas… se ha dado cuenta de que… ¡la ha cagado! (y mira que lo dijimos muchos…).

Al mismo tiempo, si vamos a poder crear aplicaciones para una tableta y para un móvil, los requisitos Hardware van a variar y mucho, por lo no sólo será inservible el Hardware de los dispositivos "low-cost", sino que será necesario incrementar las características Hardware de los dispositivos "fetem".

En esa tesiruta, Microsoft ha pensado matar los dos problemas de un sólo tiro.

Microsoft ha pensado que si obliga a mejorar los requisitos Hardware de los dispositivos móviles que van a montar Windows Phone 8, se quita de en medio el comienzo de los problemas de la fragmentación que ellos mismos han generado.

Para no enfadar "demasiado" a los usuarios actuales, Microsoft va a hacer un refrito de Windows Phone, es decir, algunas de las mejoras de Windows Phone 8 las va a incluir en una actualización de Windows Phone 7.5 llamada Windows Phone 7.8.

En otras palabras. Windows Phone 7.5 se podrá actualizar a Windows Phone 7.8 y punto final.
Es una muerte anunciada.

Por lo tanto y siguiendo con la fábula anterior,… a nuestro alumno, lo han cambiado de colegio a uno diferente donde no conozcan su pasado de mal estudiante para que a la hora de calificarle nadie recuerde su turbio pasado y logre por méritos propios, una mejor nota, ya que si seguía en el mismo colegio corría el riesgo de estar encasillado debido a su pasado.

¿Cambios traumáticos?

Pues sí,… este cambio es un cambio traumático. Así de claro y cristalino.

Microsoft nos lo quiere vender como algo necesario, algo que no discuto porque efectivamente es tal y como dicen, necesario, pero ojo, necesario para sus intereses. Si obviamos Metro, Windows Phone seguiría avanzando por la misma senda, pero no es así, y por lo tanto, es y va a ser traumático para todos (usuarios, desarrolladores, fabricantes, mercado,…).

Las cosas son así, por mucho que algunos lo quieran disfrazar y por mucho que otros quieran permanecer callados sin criticar (constructivamente) lo que debe ser criticable, ya sea por miedo, por reputación o por lo que sea.

Respeto lo que cada uno quiera o no quiera decir en público, pero a veces es necesario poner los puntos sobre las íes, y este es uno de esos momentos.

Yo no creo que haya que asustarse por decir que el cambio es traumático y que encolerice a mucha gente, y tampoco hay que ocultar que el cambio sea al mismo tiempo positivo, no estrictamente necesario, pero sí necesariamente obligado por la existencia de Metro.

De hecho, y aunque aquí esté mostrando mi malestar, ya me he empezado a poner las pilas y a ponerme al día… de hecho, ya me he puesto a remar como titulaba en esta entrada, algo que aconsejo hacer al resto. Cuanto antes, mejor preparado se estará para abrazar, entender y comprender mejor el cambio.

Los daños colaterales

Y como en todos los cambios traumáticos, hay daños colaterales.

Aunque los he enumerado, me gustaría hablar de algunos de ellos.

Los usuarios:
Ser usuario de Windows Phone no es ni ha sido fácil.
Tengo una sensación muy negativa al respecto por parte de Microsoft, como si no hubiera entendido bien al mercado ni a sus usuarios y como si nos dejaran un poco tirados (y ojo, no es la primera vez).
Tuve un Pocket PC, dos o tres Windows Mobile, y después de ver que Microsoft se había quedado dormida en los laureles y esperar y esperar y esperar, me decanté por adquirir un Android.
Mi Android y su experiencia de usuario me encantaba y cuando Microsoft sacó su Windows Phone,… me costó cambiar. Lo reconozco, y eso que Microsoft como marca me gusta, pero me costó porque estaba bastante quemado con que Microsoft me hubiera dejado tirado.
Adquirí por fin y dubitativamente mi Windows Phone y cuando empecé a usarlo (un LG Optimus 7) me quedé prendado de él y de su experiencia de usuario, y pensé… "ni de broma regreso a Android".
Al final me hice con un Windows Phone Nokia Lumia 800, y la verdad es que estoy encantado con él.
Sin embargo, lo de esta semana me ha vuelto a recordar sentimientos que tenía ya olvidados… pensar que Microsoft vuelve a pegar otro volantazo y cambio drástico de rumbo a ritmo de la canción de "Follow the leader" dejándome sumido en una depresión una vez más.
A lo mejor soy el único usuario del mundo que piensa así,… pero honestamente lo dudo.
Me pongo en la piel de todos los usuarios que HAN VUELTO a confiar en Microsoft y aunque entiendo que los terminales móviles tienen todos ellos un ciclo de vida premeditamente corto, no deja de ser un fastidio saber que tu Windows Phone 7.5 se va a actualizar a Windows Phone 7.8 con algunas de las características que va a tener Windows Phone 8, y punto final de la historia… historia que parece repetirse… y es que uno como usuario se plantea una pregunta bochornosa al mismo tiempo que obligada… ¿va a Microsoft sacar dentro de un par de años un Windows Phone 9 dejando tirados nuevamente a los usuarios de Windows Phone 8?.
Lamento ser tan duro y drástico. Lo lamento de veras, pero es una pregunta obligada.

Los desarrolladores:
Ser desarrollador no es fácil.
Microsoft nos ha incitado a desarrollar para Windows Phone.
Algo lógico, porque sin aplicaciones en el mercado, es difícil que una plataforma tenga éxito.
No es un tiempo totalmente perdido el que hemos empleado los desarrolladores programando aplicaciones para Windows Phone, pero en parte sí.
Ahora nos enfrentamos a un nuevo paradigma de la programación denominado WinRT.
Apartando todo el contexto negativo que puede presentarse ante nosotros pensando en lo que hemos hecho por Windows Phone hasta ahora, es indudable que se abren oportunidades de negocio.
Entiendo que la comunidad de desarrolladores y las empresas de desarrollo, verán este asunto con una apariencia de amor/odio.
Es lo que es y Microsoft nos ha acostumbrado a ello desde hace tiempo.

Los fabricantes:
No sé como se lo habrán tomado los fabricantes.
Es de suponer que ya sabían algo desde hace meses, pero aún sabiéndolo, me pongo en la piel de Nokia y yo al menos, lo entendería como un torpedo lanzado a la línea de flotación de la empresa.
una empresa que ha puesto su ahínco y esfuerzo en promocionar Windows Phone y que se ha gastado una fortuna en anuncios, etc., ve como en un día, sus terminales pasar en un abrir y cerrar de ojos, de modernos a desfasados.
Igual no tengo ni idea de nada, pero mucho me temo que Microsoft ha abierto heridas y muchas.

El mercado:
El mercado valorará con el tiempo todo esto.
Lo que está claro es que ya empiezan a venderse terminales Nokia Lumia 800 y Nokia Lumia 900 a precios más bajos, y apenas han pasado 48 horas desde el anuncio.
En unos 6 meses tendremos los primeros terminales Windows Phone 8 en el mercado, y para cuando aparezcan, los Windows Phone 7 actuales, serán viejas glorias… una vez más.
Cuando tengamos todos terminales Windows Phone 8, nadie se acordará de esta entrada, pero en estos instantes, el mercado no está para grandes florituras.
Mucho me temo que habrá muchos usuarios que decidirán dejar de lado a Microsoft para irse a Android o iPhone, y muchos otros que estaban meditando el cambio y que ahora se lo pensará más. Otros (también me constan) tenían pensado adquirir un Windows Phone 7 y ahora esperarán a Windows Phone 8.
Mucho me temo que Microsoft ha tomado una decisión que se puede volver contra ellos, al menos en cuanto al mercado de móviles se refiere. Me temo que a Microsoft le va a costar mucho más de lo que tenía pensado con Windows Phone 7, obtener una cuota de mercado aceptable.
Tiempo al tiempo y ojalá esté equivocado…
Las características publicadas de Windows Phone 8 son espectaculares y es un móvil moderno, actual y capaz de hacer frente a cualquier dispositivo existente, bastante mejor que el actual Windows Phone 7, pero habrá que ver y valorar el daño que puede haber hecho este cambio drástico de Microsoft.

El futuro

El futuro está muy cerca.

Después del anuncio de Microsoft respecto a Windows Phone 8, en los próximos 6 meses calculo yo, empezaremos a escuchar rumores de terminales y posiblemente tengamos incluso en el mercado, los primeros terminales con Windows Phone 8.

Es posible que Windows Phone 8 ya esté prácticamente terminado y es posible que algún fabricante ya tenga disponible el primer terminal capaz de ejecutar Windows Phone 8, pero seguramente todo esto esté incluido dentro de un plan de desarrollo que en este momento esté en fase de pruebas.

De cara a los desarrolladores, lo inteligente es estar presto para poder dar el paso hacia adelante lo antes posible y sin muchos traumas.

Aquí Microsoft sí ha hecho las cosas MUY bien.

Ha puesto a disposición de muchísimas personas una versión preliminar de Windows 8 y una versión preliminar de las herramientas de desarrollo Visual Studio 2012.

No son versiones finales, pero a los desarrolladores nos permite empezar a trastear y estar preparados para crear aplicaciones Metro.

Aún queda tener en el entorno de desarrollo la posibilidad de crear aplicaciones Metro para Windows Phone 8, pero esto es algo que aparecerá en breve seguramente.

Lo mejor es que el paso de una aplicación Metro basada en WinRT a Metro basada en WinPhoneRT no debe ser extremadamente duro.

Conclusiones

Aunque soy crítico con la situación acaecida por parte de Microsoft con respecto a Windows Phone 7 y Windows Phone 8, soy optimista con respecto al futuro de Windows Phone 8, si bien creo que este cambio de rumbo le ha hecho mucho daño a Microsoft.

Algunos de los cambios de Windows Phone 8 eran más que necesarios y demandados por el mercado. Es quizás lo único que realmente salve o maquille un poco esta difícil toma de decisión, ya que entiendo y comprendo que la toma de esta decisión no ha debido de ser nada fácil porque Microsoft seguro que es consciente de lo que se juega.

También afirmo que delante nuestra se abre una gran cantidad de oportunidades con WinRT. Es cuestión de estar ahí preparados para saber adoptar y aprovechar estas oportunidades para sacar de ellas el máximo rendimiento.

Así que no nos queda otra… aunque sea con resignación,… ¡a remar!.

Anuncios
Publicado en NelsoN. Leave a Comment »

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: