Experimento demuestra que las ratas sienten empatía y ayudan a sus amigas atrapadas



No, no estamos hablando de las otras ratas (esas que caminan en dos patas), sino de un estudio que sugiere que estos roedores también tienen un sentido del compañerismo.

En un estudio que está próximo a publicarse en la revista científica Science, los investigadores encontraron que las ratas desarrollan una conducta de empatía hacia sus congéneres, ayudándolas a salir de las trampas, esto demostraría que no sólo es exclusivo de los seres humanos (en unos más que otros) sino que esta conducta social se da en otras especies.

En el estudio, las ratas del mismo sexo fueron encerradas en pares en el mismo contenedor por dos semanas, durante las pruebas a una rata se le dejó en libertad mientras que la otra permaneció atrapada en un contenedor de plástico diseñado para que una rata pudiera liberar a otra atrapada.

Anteriormente se realizó un estudio en otras especies para analizar las reacciones como el miedo y el dolor. Las ratas “absorben” el miedo y la tensión de sus compañeras y terminan asustadas de forma mutua, un fenómeno conocido como “contagio emocional” donde no pueden demostrar su deseo de ayudar o bien, son tan sensibles a las condiciones de otros que temen ser lastimadas. Estos altos índices de miedo no conducen al altruismo y los estudios en niños demuestran que los altos niveles de sensibilidad son perjudiciales, debido a que desarrollan un menor sentido de la empatía ya que tienen que calmarse primero antes de ayudar.

En los experimentos con ratas, se observó que las que quedaron en libertad ayudaban a sus compañeras atrapadas una vez que descubrieron cómo abrir el contenedor (al ser capaces de asomarse con la nariz y llevándose una semana de trabajo). Las ratas atrapadas en un contenedor vacío o cuyo compañero de celda era una rata de juguete fueron ignorados.

Los investigadores no les enseñaron cómo abrir la puerta del contenedor ni se les otorgaron incentivos por lo que tuvieron que ingeniárselas para abrir la compuerta, siendo las ratas hembra más cooperativas que los machos.

En una prueba similar, unas ratas fueron colocadas en una jaula con dos contenedores, en uno tenía una rata atrapada y el otro con chispas de chocolate, por lo que se observó si serían capaces de liberar a su compañero o bien, ir por el incentivo dejando a su compañera atrapada. Poco más de la mitad de las veces, las ratas liberaron a sus congéneres y compartir el chocolate (aunque tenían la opción de comérselo todo).

Este experimento es una evidencia de cómo funciona la empatía por lo que se podrán elaborar modelos de estudio que analicen a fondo este proceso. También queda evidenciado que los seres humanos no son la única especie con instinto social y desarrollar estas emociones hacia los demás.

Si te defines como “anti-social” o egoísta, para bien o para mal, la raza humana es una especie social, quedando patente sobretodo en los desastres naturales.

Anuncios
Publicado en NelsoN. Leave a Comment »

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: